Scribere ad Nauseam

15-abril'2009 at 9:49 pm (Curious Things o.O, General, Good Things :)) (, , , )

Me han dicho que para escribir bien, lo único que hay que hacer es: ESCRIBIR. Cuando estábamos poniéndole nombre a 10 caracteres, uno de los tantos que se me ocurrieron fue: “Scribere ad nauseam”, que significa: escribir infinitamente. Es por esto que le puse ese título a este post. Hace algún tiempo, en cocktail café, vi algo que se llamaba “ejercicio de flujo”, en donde el autor escribía y escribía sin parar, yendo de un tema a otro, sin detenerse en ninguno. Estos temas no eran temas muy importantes, pero sin embargo, todo en conjunto, se veía excelente. Así que voy a trabajar en uno de esos, a ver como me va… para no perder de vista mi trayectoria (aunque es un poco egocéntrico, pero en fin, eso es más o menos de lo que se trata un blog), iré posteando todos los intentos.

Anuncios

Permalink 1 comentario

Ley Anti-tabaco

16-marzo'2009 at 8:05 pm (Bad Things :(, General) (, , , , )

Hace mucho que quería escribir sobre esto, por fin lo logré hacer. (También hace mucho que no daba gritos a la sociedad).

Esto es una cosa más que agregar a mis “no sé por qué”.

Lanzan una ley que ataca al problema más inverosímil del momento…

https://i0.wp.com/www.esferainformativa.com/fotos/humo.jpgDesde el 20 de Febrero, oficialmente, se prohibió a la gente fumar en lugares públicos (con excepción de los cuartos de los hoteles donde lo permitan), y lugares privados, como instituciones, donde el dueño decide si se fuma o no. Desde entonces se acabaron las áreas de fumadores en restaurantes, hoteles, bares, discos, billares, etc…

Paralelo a esto, se está estudiando la posibilidad de legalizar la marihuana, para lograr que el narco tráfico se termine.

¿Dónde tenemos la cabeza?

Hemos de recordar que las mafias de los años 20 (de donde sale la figura de Al Capone), se dedicaba al tráfico del alcohol. La solución de todo esto fue: LEGALIZAR EL ALCOHOL. ¿Solucionó el problema? Quizá el de las mafias si, pero el problema va más allá. La adicción del alcohol sigue estando, pero ahora su adquicisión es más fácil. Quizá antes no habían tantas muertes por accidentes de carros conducidos por personas en estado etílico, no habían tantas rupturas nupciales por el vicio de cualquiera de los conyugues.

https://i2.wp.com/www.blogys.net/UserFiles/Image/salud/2008/otros/aborto.jpgLas drogas son ilegales por una razón: son dañinas. Si legalizamos las dorgas, lo único que vamos a hacer es ponerlas al alcance de todos. Podría alguien decirme que lo que estoy hablando no tiene “profundidad” o no tiene coherencia, ya que “fumar tambien hace daño”. Una de las razones por las cuales prefiero el fumar que el beber es que el cigarro no tiene ningún efecto estupefaciente. Si bien es cierto el cigarro no es precisamente el elíxir de la vida, pero no hay que tragarnos todo lo que dicen en contra de él. Este movimiento de anti-tabaco empezó en USA, ¿Acaso no es curioso que en el mismo país es donde se hacen miles de abortos, y en la mayoría de estados es legal? Bueno, este punto lo ampliaré en otro post mas adelante.

Volviendo a la frase enmarcada arriba, se le ha puesto mucha cabeza a prohibir el cigarro, pero ¿Arregla esto el problema de la delicuencia? ¿El de la pobreza? ¿El del analfabetizmo? ¿El del narcotráfico? ¿El de la corrupción? ¿El de las maras? ¿El del desempleo? ¿El de la falta de valores en la sociedad?

La respuesta es NO, y no se está haciendo nada contudente para arreglar lo anterio. Alguien me dijo una vez una analogía (aunqeu era para el sacramento de la reconciliación, pero se puede poner en este tema también). Supongamos que tenemos que llevar 100 canicas y un sofá pesadísimo a un lugar, nos metemos las canicas a la bolsa y el sofá en la espalda. Cuando llegamos al lugar deseado ¿Es inteligente comenzar a sacar unaa una las canicas que tenemos en los bolsillos? ¿No es más coherente que soltemos el sofá que pesa más?

https://i2.wp.com/crackvan.bitacoras.com/fotos/canicas-sinflashmini.jpgSeñoras y señores, nuestro podersos gobierno que prometía combatir la violencia con inteligencia, ha decido soltar cuidadosamente cada una de las 100 canicas que lleva en la bolsa, antes de cumplir lo ofrecido.

Permalink 11 comentarios

La Felicidad

4-marzo'2009 at 6:53 pm (General, Good Things :)) (, , )

Aqui les posteo lo que les ofrecí:

The Bucket List

Carta de Carter a Edward:

“Querido Edward, he dudado tanto estos días, tratando de ver si te escribo o no estas líneas, al final decidí que seria tonto no hacerlo, así que ahí va:

Se que la última vez que nos vimos, no estábamos en nuestro mejor momento, no era el final que vislumbraba para nuestros viajes, supongo que fue mi culpa y pido disculpas, pero si soy honesto, si pudiera, lo volvería a hacer. Virginia dice que se fue el extraño y volvió su marido, y es gracias a ti. No hay manera de pagarte lo que haz hecho por mi, ni voy a tratar, solo te voy a pedir un ultimo favor: por favor se feliz. Dijiste “no soy cualquiera” pues es verdad, ciertamente no “un cualquiera” mas “cualquiera es cualquiera”. Mi pastor dice así: las vidas fluyen en el mismo río hacia el cielo que hay en la bruma tras las cascadas. Busca la alegría Edward. Amigo y descansa y deja que el río te lleve.”

En este fragmento de ya casi el final de la película, en el cual un viejo (Carter) que le han diagnosticado cáncer, le dice a otro viejo (Edward), en las mismas situaciones, que busque la felicidad.

Podríamos empezar por aclarar que la felicidad no es un placer, (placer es un estado de ánimo agradable, unido a la satisfacción de un deseo o de una tendencia, al ejercicio armonioso de una actividad[1]).

Jhon Locke decía: “¿Qué es lo que mueve el deseo? La felicidad, y eso solamente”[2]. En éste ejemplo bastante radical, podemos ver que la felicidad forma parte muy importante en el hombre, ya que es un gran ideal por alcanzar, algo que no será posible sino se busca con vehemencia. Es ese algo que nos lleva a hacer ese movimiento, ese paso del acto a la potencia, el realizar con éxito nuestras metas trazadas, el ir modificando nuestro ser para llegar a una perfección.

Actualmente es muy frecuente que se trate de encontrar esa felicidad en cosas donde no las hay, entiéndase alcohol, y otros estupefacientes. Quizá esto produzca una falsa alegría (o un placer), pero hay que tomar en cuenta que la alegría (placer) no es lo mismo que felicidad, ya que la alegría es simplemente un sentimiento de placer originado generalmente por una grata y viva satisfacción del alma y que , por lo común, se manifiesta con signos exteriores. Un gran escritor decía que la felicidad no era la alegría del animal sano, que no está herido, no está enfermo, que se siente bien, no le duele nada, le han dado de comer a su debido tiempo.

La alegría, podríamos decir, es algo pasajero, es como cuando pasa algo bueno: acaba de ganar un nuevo puesto en la empresa donde trabaja, pero con el tiempo, se acostumbra al nuevo sueldo se crea nuevas necesidades (falsas necesidades), y cree necesitar otro ascenso. En fin, se pasó la alegría de tener un mejor presupuesto familiar.

Si no viéramos esa diferencia, sería confundir la felicidad con “el bienestar material”, que, si bien es cierto, debemos contar con ciertos bienes materiales para poder subsistir (como una buena alimentación, higiene, salud, entre otras), pero esto es simplemente un medio para poder llegar a la felicidad, no sería, en sí, la felicidad.

Nos podríamos tomar con la siguiente conclusión: Si el hombre está en busca de la verdad toda su “vida”, y la verdad es un bien absoluto, quiere decir que el hombre está en búsqueda de la felicidad toda su vida, como lo dice el título de aquella película de Will Smith,

Con el gran dilema de lo objetivo y lo subjetivo, el término de felicidad podría llegar a ser mal entendido: ¿Dónde está la felicidad? ¿Está acaso en el “objeto”? ¿O está en el “sujeto”?

Si tomamos en cuenta la definición de felicidad, que es: poseer un bien, nos topamos con que ese “bien” es un objeto. Entonces podríamos cometer el error de concluir que la felicidad está en el objeto, pero hay que profundizar más. El objeto en si, no produce ninguna felicidad, no es que veamos que emana felicidad y que la contagia al que pase por ahí, o al que lo posea. Es la “posesión” de ese objeto lo que produce la felicidad, por lo tanto ahora nos topamos con el sujeto, no es el “objeto” que transmite la felicidad, si no que la felicidad se produce en él (el sujeto), gracias a la “posesión”.

Como se dijo anteriormente, esto es una búsqueda continua y hay que irla perfeccionando con el tiempo, por lo tanto hay que renunciar a ciertas cosas para poder llevar a cabo esta perfección.

No hay nada que nos sea siempre agradable[3]. ¿A quién no le llama la atención, en un día de trabajo duro, estar acostado viendo televisión todo el día? Pero sin embargo cuando caemos enfermos y debemos guardar reposo, no aguantamos estar todo el tiempo acostados: ya no nos es agradable. Por poner otro ejemplo, cuando tenemos ganas de salir de la casa, armamos un viaje a cualquier lado, pero después de ese viaje, regresamos y hay mucho tráfico vehicular, deseamos estar en casa: una vez más ya no nos apetece. Por lo tanto, por cada decisión siempre hay una exclusión[4] ya que siempre hay que hacer más de algún sacrificio para poder ir realizando la perfección que requiere la felicidad. Como cualquier placer o felicidad llevan consigo renuncias, cualquier postura hedonista es siempre ilusoria, ya que el hedonismo identifica el bien con el placer, entonces se estaría despreciando “placer” en las cosas a las que tenemos que renunciar.

También sería pertinente hablar acerca del otro extremo del asunto, la infelicidad: algunas doctrinas orientales, como el budismo, dicen que ésta nace de la frustración, que es la privación de algo que se esperaba (una vez más podríamos mencionar a un bien), por lo tanto no hay que desear para no ser infeliz[5].

El hombre, por naturaleza, trasciende, o tiene ese propósito. Adecuándolo al tema: el hombre busca la perfección, y esto lo logra a base de desear algo, porque: ¿Cómo llegar a hacer algo que no se ha pensado antes? Es por esto que el deseo forma parte esencial de la perfección, no está demostrado que pueda haber una persona sin deseos, pero si existiera… ¿estaría en continua perfección como un hombre normal?

La vida humana, sin deseos, dejaría de ser humana[6], por lo anteriormente expuesto, el hombre va perfeccionándose por sus deseos, aunque no debería de abandonarse en sus deseos al cien por ciento, ya que lo que el “motor” es la misma felicidad y/o el placer.

La búsqueda de la verdad está muy clara para aquél que le gusta “filosofar”, el ponerse a pensar en el porque a fondo de las cosas. Pero parte de los errores de la sociedad es huirle a las cosas complicadas como lo es esto. Se excusan con que “no les sirve de nada el saber si el pensamiento es material o espiritual, si simplemente se piensa y ya”. Lo anterior lo escuché de un ingeniero, que decía que en cambio la física y la matemática están en todo… A lo que fue muy fácil responderle que tampoco era necesario saber en que ángulo tenía mayor alcance un proyectil, si de igual manera cuando yo lanzara una piedra no podía medir ese ángulo idóneo, y que la filosofía también se encuentra en todo. Un vivo ejemplo de la conclusión anterior, es este mismo comentario filosófico, que de algo que no precisamente es filosófico se puede hacer una gran profundización.

Este tema de “huirle a pensar” es bastante complicado, el problema podría radicar en el huir de la verdad. A veces “se está mejor” si no se busca la verdad, ya que no hay que hacer los sacrificios que mencionábamos anteriormente, se vive sin ninguna responsabilidad y sin “complicarse”. Ese no complicarse es falso, ya que es más complicado callar las dudas que por naturaleza le surgen al hombre y andar evadiendo el pensar, el razonar las cosas. ¿Cuál es el problema de razonar? ¿Acaso no es esa nuestra naturaleza? Si no fuera esa nuestra naturaleza no habría mayor diferencia de un “mono con pantalones”[7] y nosotros. Huir de nuestra naturaleza es prácticamente huir de nosotros mismos, ¿Que clase de ser huye de si mismo? Sólo he visto a un gato asustarse, e incluso enojarse contra su propio reflejo en un espejo, o a un pájaro batirse en duelo con el retrovisor de un carro… Pero si tomamos en cuenta que no razonan ellos no lo hacen “sabiendo” que solamente son sus propios reflejos, aún así, no están en contra de su naturaleza, ya que sus cortas percepciones (si no son nulas), y sus instintos de conservación los llevan a “defenderse”.

No es éste el caso del ser humano, el ser humano como dice la pequeña introducción de una de las solapas de “Entorno al Hombre”, somos una especie de “arqueros buscando el blanco de nuestras vidas”, y no se puede encontrar algo que no se busca. También es muy común que estas personas se defiendan con las reacciones corpóreas que provocan el pensar (como el dolor de cabeza), y que digan que son signos de que no están “diseñados” para eso, las manifestaciones del razonamiento, son un efecto secundario, por llamarlo de alguna forma. Es parte de los sacrificios para encontrar la felicidad.

Por eso hay que enseñarle a la gente a pensar, aunque esto suene un poco raro, pero no por eso deja de ser cierto. El lograr esto no será nada fácil, ya que no es “domar” a un perro para que se siente cuando yo se lo digo, ya que el pensamiento es algo inmaterial y no se puede moldear así de fácil. Es necesario el deseo de la persona por hacer uso de su capacidad intelectual. Pero tenemos de nuestra parte esa “pre-programación” del razonar.

Para empezar, podríamos ir paso a paso con Descartes, que para refundamentar sus pensamientos y creencias va al origen de la verdad y se topa con la limitación de los sentidos, nos explica el como nuestros sentidos nos pueden engañar, el como se puede cerciorarse de que no me están engañando en este momento, y así va poco a poco, desde el inicio a poner todas las cosas en su lugar.

Podríamos concluir con que el hombre está en una continua búsqueda de la felicidad, que es movido por los deseos, y que debe dejar algunas cosas y hacer otras (hacer pequeños sacrificios), y que no puede obtener la felicidad (absoluta), hasta que tenga la verdad absoluta.


[1] Diccionario de la Real Academia de la lengua Española

[2] En Torno al Hombre, Capítulo XVII (el placer y la felicidad)

[3] Ética a Nicómaco

[4] En Torno al Hombre, Capítulo XVII (El placer y la felicidad)

[5] En Torno al Hombre, Capítulo XVII (El placer y la felicidad)

[6] En Torno al Hombre, Capítulo XVII (El placer y la felicidad)

[7] En Torno al Hombre (contra portada)

Permalink 4 comentarios

Evaluación Interna de Filosofía

3-marzo'2009 at 9:59 pm (General, Good Things :)) (, , , , )

Como perte del curso de Filosofía en el colegio, tengo que hacer un comentario filosófico de algo no filosófico, en este campo no estoy tan mal despues de todo… ya que eso hago en los filosofazos. Sólo que en este caso tengo la limitación de las palabras.

Mañana lo postearé, ya que a la hora que lo termine hoy… bueno, lo mas seguro es que sea ya ¡el horario de mañana!

Bueno pero les adelanto algo, lo decidí hacer sobre l apelícula de “Antes de Partir” (The Bucket List) con Jack Nicholson y Morgan Freeman…

Permalink Dejar un comentario

Autoridad y Poder (II)

27-febrero'2009 at 11:22 am (Curious Things o.O, General) (, , )

Aclaro nuevamente que no soy yo el autor de estos pensamientos, si siquiera es j, no, para nada. ¡Son los mismísimos “Dr. Dre y “Most Wanted”!

Definamos autoridad y definamos poder. Poder: es tener la capacidad de hacer algo. Autoridad: es que ese poder sea reconocido.

Un policia tiene poder de hacer cumplir la ley, un panadero tiene poder de hacer sus recetas y venderlas, un mendigo tiene poder de pedir limosnas o de buscar trabajo. Pero no tienen la misma autoridad.

Todo ser humano tiene poder, y es capaz de hacer algo, lo que esto sea.

Con los conceptos claros se pueden dar dos premisas:

  1. Todo el que tiene autoridad tiene poder
  2. Pero

  3. No todo el que poder tiene autoridad

La discusión aún no termina… buscaban además una tercera premisa para terminar la silogía, yo les podría recomendar

El poder no da la autoridad.

¿Que les parece?

Permalink Dejar un comentario

Next page »